jueves, 17 de mayo de 2007

Estimulación anal, un tabú heterosexual


La zona anal es una zona muy delicada, no solo en el sentido puro y físico de la palabra, sino también en el sentido más psicológico. En general los hombres heterosexuales tienen una fobia absoluta a estimularlo, esto es básicamente debido a no querer ver en entredicho su masculinidad, ya que lo relacionan directamente con lo homosexual y esto por tanto con lo femenino.

A todos esos heteros anti ano, les recomiendo que se dejen penetrar por sus parejas, la masturbación del ano mediante un dedo puede ser profundamente placentera, sobre todo si intentamos tocar la pared que está mas cerca de nuestros genitales, solo con rozarla puedes tener un gran placer.

Si tienes miedo de tu hombría pruébalo sólo, sin que nadie te vea, pero pruébalo, te estas perdiendo un gran placer. Dicen los entendidos que cerca de ese punto está nuestro punto G, yo no lo he encontrado pero si es cierto que el orgasmo es mucho mas intenso cuando te as estimulado el ano durante el juego.

Al practicarlo con tu pareja suele ser algo brusco el momento de plantearlo, si quieres aprovecha el momento cerda-puta, del que ya hemos hablado.

Otro juego anal muy divertido es chuparlo, es una zona muy sensible y especialmente receptiva, no es tan profunda la sensación como la penetración pero es muy interesante, además esto lo podéis disfrutar los dos juntos seáis del sexo que seáis.

Por favor, probadlo y me contáis que tal.

Un beso, hoy toca negro, del Terrorista.

22 polvos:

Imrishale dijo...

Ese terrorista, qué peligro que tiene xD

Según tengo entendido, se supone que en los hombres puede llegar a producir gran placer porque al introducir los dedos (u otros objetos) por el ano, lo que se hace es estimular la próstata.

En el caso de las chicas, fisiológicamente no se ha encontrado ninguna explicación factible (que yo sepa) por la que les guste tanto como a algunos hombres, suponiendo por tanto que es algo más psicológico que fisiológico. En el tema de las razones, ya no me meto porque no soy ni psicólogo ni experto en el tema ^^'

Terrorista del Amor dijo...

No queria entrar en cuestiones tecnicas en plan a quien le gusta mas, pero si es cierto que las mujeres no tienen tanto placer como los hombres, nosotros tenemos una especial sensibilidad en el ano, de ahi que algunos entendidos afirmen que nuestro punto G se situa ahi, en mujeres el placer es menor pero puede ser muy excitante psicológicamente, igual que chupar, a nadie le excita fisicamente hacer felaciones sin embargo no excita muchísimo psicológicamente.
Bss

Anónimo dijo...

Yo lo he probado... y me parece insoportable. Lo he probado a solas, acompañado, unas cuantas veces y no me gusta...
Soy gay... ¿se supone que soy homófobo o machista sólo porque físicamente no me da ningún placer estimular mi ano?

Terrorista del Amor dijo...

Jajaja! No seas tan radical! Cuando me refiero a que muchos hetero ven la práctica de la masturbación anal como algo homosexual por tanto femenino, no quiero decir que si no te gusta, necesariamente seas homofobo, ni siquiera quiero decir que si no quieres hacerlo seas homofobo. Si es eso lo que se interpreta no era mi intención.
Lo que yo queria expresar es la fobia que sienten algunos(especialmente los hombre hetero) para jugar con su ano. Es perfectamente comprensible que no te guste, por el motivo que sea, independientemente de tu orientación sexual por supuesto. Solo animo a romper esos preconceptos de rechazo a prácticas anales, intentando explicar que es un a travesura que suele dar muy buenos resultados. Espero haberme explicado, pero de todos modos muchísimas gracias por animarte a escribir y te propongo que sigas el debate en cualquier punto que no te guste, y bueno si algo estas de acuerdo pues también :P
Un beso tierno, del Terrorista

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Terrorista del Amor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

¿Según tu se supone que por que seamos gays o maricas o como lo quieras llamar nos tiene que gustar meternos dedos por el culo? Pues siento decirte que cada persona es un mundo, y no puedes generalizar siempre como haces en tu blog. Existe algo que se llaman activos, pasivos y versatiles. Normalmente hay personas que por muchos rabos, objetos, dedos o lo que se metan por el culo no lo disfrutan porque tienen una constitucion distinta o porque su psicologia les hace disfrutarlo más haciendoselo a otros, pero lo que esta claro en mi larga experciencia es que hay de todo, hay tias que eso les estimula y tias que lo han probado, repito, lo han probado y no les gusta. Quiza disfrutan más otras cosas o quiza sea culpa del que lo mete, pero como hay gente que lo disfruta y gente que no lo suyo es que te complementes no que por ser marica tengas que meterte cosas por el culo si ves que no lo disfrutas. Y ESTOY TOTALMENTWE DE ACUERDO CON EL OTRO ANONIMO

Imrishale dijo...

Esto... Terrorista, el comentario de la tal Silvia no es más que un comentario de Spam, como podrás comprobar por su firma, que te enlaza a una página de pago.

Yo que tu, o borraba ese comentario, o lo moderaba y quitaba el enlace a la web de pago, para evitar que se considere a éste un blog del tipo publicista del sexo.

Un saludo.

Terrorista del Amor dijo...

Veo que seguimos sin entendernos.
Muchas gracias por dar tu punto de vista basado en tu "larga experiencia" y estaba al tanto de los roles sexuales en el mundo gay.

Lo que yo he querido expresar con esta entrada es la gran ventaja que tiene la estimulación anal en el caso masculino, desde luego que no intento sentar cátedra diciendo que es un hecho absoluto, pero si es cierto que por regla general se da que es muy placentero, sin embargo hay gente que pueda no gustarle, lo admito.
tambien es muy común el no realizar esta práctica por falta de conocimiento o por tabu social, es muy común y es indiscutible. que te diga que mucha gente se niegue a aceptarlo no significa nada de que por ser gay te mole que te den ni nada por un estilo.
espero haber aclarado lo suficiente, de todos modos el debate es lo mejor!
besos negros.

Anónimo dijo...

Hombre, yo de esto no entiendo -y, sinceramente, no quiero entender-, pero supongo que Terrorista se refería a la reticencia a probar, no lo que guste o no guste; por ejemplo, el chico gay que comenta no le gusta, y lo sabe porque lo ha probado. Imagino que cuando eres un hombre que tiene parejas masculinas, tarde o temprano alguno te lo va a pedir, y habrá más posibilidades de que acabes intentándolo aunque sea por la presión psicológica a la que te pueda someter tu compañero.

Por esa regla de tres habría muchos hombres heterosexuales a los que les gustaría y no se atreven, debido al arquetipo que hay construido en torno al sexo anal. Y seguro que a muchos que sí lo han probado jamás lo reconocerían en público debido a las connotaciones culturales.

Posiblemente me equivoque, pero ya que hablan aquí personas homosexuales me gustaría que me corrigieran. Porque supongo que en ese sentido tendrá que haber en alguna ocasión conflicto de intereses. ¿O no lo hay nunca?

En cuanto a mí, soy mujer, y no me apetece probarlo. Si me apeteciera no repararía en hacerlo, pero es que no quiero.

Terrorista del Amor dijo...

querida anonimo yo no me hubiese explicado mejor nunca, me dejas con la boca abierta, era eso exactamente lo que he querido trasmitir con la entrada, la fobia a probarlo debido a prejuicios sociales.

Por otra parte, en una relacion homsexual ocurre muy habitualmente un conflicto de intereses ya que en ocasiones si eres de un rol cerrado (principalmente activos) y te encuentras con otro del mismo rol pues hay entramos en lucha de pepinos. Pero ya que el sexo es tan rico y tan variado siempre hay algo interesante que hacer al margen de la penetración anal.


Estoy casi seguro de que si todos los hombres hetero jugasen mas con sus novias o rollos a la excitación anal, el prejuicio se rompería poco a poco y disfrutarían de sus orgasmos mucho más. También estoy seguro que muchos no repetirían porque no les gustase, pero lo importante es probarlo.

En mujeres es algo complejo, ya que la estrucctura de vuestro ano es diferente y no teneis tantas terminaciones nerviosas conectadas con los genitales como nosotros, de modo que en vuestro caso suele ser mas psicológico, seria parecido a una felación, tu realmetne no estas sintiendo placer en la boca, sientes placer al ver como se está poniendo la otra persona.

un besazo!

Anónimo dijo...

hola,
iré al grano por falta de tiempo. tengo ganas de probar el sexo anal. el caso es que mi novio no tiene experiencia y yo tampoco. me da miedo hacer algo mal y provocar un "desaguisao" o que deje de provocarnos esta posible situación sin ni siquiera intentarlo. he buscado información pero no he encontrado nada exhaustivo. ya sé que hay que estimular primero, pero ¿cómo? ya sé que es primordial la higiene pero ¿qué medidas hay que tomar? no olvidemos que estamos hablando de la cloaca...

necesito ayuda. echadme un cable.

besos -tv no negros-

Terrorista del Amor dijo...

Que tal! bueno, lo primero para practicar una relación anal es haber pasado por el baño antes, ya que si el recto está ocupado la penetración puede ser menos placentera de lo que pudiese llegar a serlo. También es obvio la limpieza, pero eso lo has mencionado tú antes.

Si preguntas esto, entiendo que es porque los dos quereis hacerlo, no os autobligueis, no va a funcionar así.

Es clave la dilatación del ano, para eso es recomendable jugar un poquito, primero unos besitos en la zona y luego un poco de "chupeteo" juega con la lengua, evidentemente no hace falta que la metas dentro. Entonces se relajará un poquito porque va a disfrutar seguro. Aprovecha y mientras juegas con la lengua tocale los genitales, es muy excitante.

El siguiente paso es cojer un lubricante, porque el ano no se lubrica solo. Si usais preservativo teneis que usar uno de base acuosa, se venden en sex-shop y farmacias. Si no podeis usar uno de base aceite, como el clásico jhonson que funciona muy bién. Te lubricas los dedos y un poco el ano por fuera, y entonces metes un dedito y (doy por hecho que soys dos hombres, no me ha quedado claro) se lo metes despacio, con suavidad y midiendo en todo momento el umbral de dolor de tu pareja, si se queja sácalo.

Para estimularlo con el dedo dentro intenta tocar la pared del ano mas cercana a los genitales ( la superior si lo haces de frente) esta pared es muy sensible y provoca gran placer su roce, también prueba con hacer vibrar tu mano, con movimientos medio circulares, no mete-saca.

Cuando este mas o menos intenta meter otro dedo, otra vez con cuidadito, y la misma operación; vibrar, tocar la pared del ano, etc...

Cuando el ano esté dilatado, lo notarás porque ya no hay tanta presión alrededor de tus dedos, entonces podeis probar la penetración.

Lubrica bien el pene y metelo muy despacio, sin violencia y si puedes también hazlo vibrar con tu mano, una vez que lo tengas totalmente metido dentro, con ligeros movimientos proponte meter y sacar, pero no fuerces, si llegais a la penetración ya habeis superado un paso.

Las posturas que menos duelen es la clásica a cuatro patas, y de frente con la persona que recibe con las piernas levantadas. Esto es lo que más os guste, o como menos duela.

Espero haber servido de algo, porfavor seguir contandome que tal, y si os podemos ayudar en algo encantados.

Por cierto para las proximas veces que escribais, os animo a usar un nick, para podernos conocer todos un poco mejor.

Un beso tierno y suerte!

A.A. dijo...

Hola, qué hay de nuevo. Quería señalar que no pretendía ser anónima, pero la clave me falló -al igual que en el post a tu entrada sobre "follar"-, y olvidé introducir de nuevo mi nombre. Escribí la entrada de hoy a las 9.30, y te preguntaba sobre conflicto de intereses entre homosexuales.

Puesto que parece que sabes muy bien de lo que hablas -no sé si por propia experiencia o amistades que tengas-, quería comentarte que realmente el sexo homosexual y la manera en que ellos tienen de vivirlo es algo a lo que yo no tengo acceso de discutir o conversar. Carezco de amigos con esa orientación de modo que cuando hablo de sexo jamás sale el tema. Quería preguntarte si se difunden mucho los arquetipos en el cine y la televisión hoy día o realmente se puede sentir la mayoría identificados con lo que se plantea, por ejemplo, en series como "Queer as folk". A mí ésta me pareció muy interesante, pero me gustaría saber si los personajes y las situaciones son verosímiles. Lo digo porque al protagonista le salían hombres de todos lados dispuestos a ser poseídos pasivamente.

Otra cosa que quería comentar, que en mi opinión es muy curiosa, es que hoy la mayoría de la gente acepta a los homosexuales con gran naturalidad, pero en muchos casos esos mismos -sobre todo en el caso concreto de los hombres- que se consideran de mentalidad abierta pueden experimentar un fenómeno muy curioso: irritarse sobremanera si alguien confunde su propia orientación y se cuestionan su heterosexualidad. Sienten que su "hombría" es insultada, y resalto esa palabra. En el fondo muchos siguen relacionando falta de hombría el sentir atracción hacia otro hombre, pero es un residuo cultural del que sólo son conscientes cuando tocan ese tema. Porque dudo que a un hombre gay le moleste mucho si una mujer le tira los trastos... ¿o sí?

En mi caso, de chiquilla en el colegio empezaron a rumorear que yo era lesbiana porque no tenía novio. Me enfadé muchísimo y sentí un enorme conflicto interior, ya que a mis 15 años hablaba mucho sobre la homosexualidad, y los derechos que no tenían -infulía bastante el hecho de que fuese a un colegio católico-. De pronto me encontré con el cartel de "lesbiana" y no me gustó, y no sabía por qué tenía que molestarme tanto si no era nada malo.

Hasta que un día descubrí por qué.

entusiasta dijo...

No es desde luego una práctica para diario, pero a mi por lo menos de vez en cuando me gusta introducirla en mis juegos amatorios. Precauciones: sobretodo, practicarla con personas de confianza, de los que si les dices que "para, espera un momento, te obedezcan". También precauciones higiénicas, me refiero a no perder la cabeza, y estar al loro de dónde ha entrado primero el instrumento de tu amigo y ante todo, mucho, pero que mucho juego preliminar y algún lubricante a mano. Esta práctica no es un aquí te pillo aqui te mato, desde luego. Hay que darle tiempo, relajarse, si no se puede, dejarlo para otro día y, cómo no, si no te apetece no hacerlo sólo por satisfacer a otros. Tu placer lo eliges tú, y eres artista principal en esta función. Besos.

Terrorista del Amor dijo...

En el sexo entre hombres homosexuales exsisten tres roles básicos, que son el activo, pasivo y versatil. Hay de todo en la viña del señor pero en general no está muy influenciado por el medio, ya que estamos hablando de practicar sexo y esto a todos nos gusta disfrutar al maximo. No es como si te pones los pantalones pitillo aun sabiendo que te quedan mal porque se llevan, ahi puedes sacrificar tu gusto, por ir en una determinada corriente, en el sexo lo que todos buscamos (y con esto no voy a descubrir roma) es el máximo placer, por lo tanto si tu encuentras mas placer recibiendo que dando pues ale, y vicebersa.
He de decir que no es mayoritaria la opción cerrada, de solo activo o solo pasivo, sino que hay mayoria absoluta de versátiles, aunque claro dentro de los versátiles siempre hay preferencias. También es cierto que depende mucho del momento, como en todo, hay dias en los que te apetece ser una fiera dominante y otros dias en los que quieres ser amado lentamente. Pues en el sexo homosexual ocurre parecido, hay dias en los que puede apetecer una cosa mas que la otra.
No se si con esto resuelvo algo o me he ido por las nubes.

Cuanto menos clara tienes tu hombria, mas te molesta que te la cuestionen, esto es un hecho. Si tu tienes claro que eres un "machote" no te molestará nada que un dia te preguntes o te propongan (la segunda es mas brusca). Pero, ahi! hay si no lo tienes claro, o tienes miedo de que te guste, hay estamos ante un problemón, porque no quieres ni oir hablar de nada de esto por miedo a que te guste y pruebes, porque como es algo malo, pues no lo quieres ni probar y como no lo tienes claro pues "libranos de la tentación, amén". Muchos hombres tienen miedo de eso, en mi opinión al menos.

Mas hombres heterísimos han probado con otros hombres, por unas cosas o por otras, y no lo cuentan por miedo, a muchos de estos les gusta pero no lo admiten, sin embargo repiten. Hay mucho casado con hijos que les gusta mucho el coqueteo con otros hombres y hay mucho machote de anillos de oro y gorra que le flipa montarselo con otros tios "sin que se entere su piva". Esto es una realidad y estoy seguro que alguien me lo desmentirá, pero, creerme lo digo con conocimiento de causa.

besos fugaces.

Terrorista del Amor dijo...

Solo quiero apuntar una cosita a lo que dijo entusiasta, con el tiempo se coje práctica a todo, incluido tu ano, con el tiempo es posible que puedas practicarlo sin tanto remilgo protocolario, pero para empezar puede estar bién.
besos duros, y cuando lo hagas nos lo cuentas.
Entusiasta, tu lo has probado? si verdá? y que tal se ve desde una mujer?

Anónimo dijo...

Hola terrorista y hola a todos, yo quiero señalar que a mi la experiencia de estimular mi ano me encanta y la disfruto si la penetración de un objeto no es demasiado profunda.

Tengo pareja hetero y no he tenido rubor en pedirselo y de vez en cuando mientras me masturbo o me masturba.

Por ultimo deciros que en la unica experiencia que he tenido de relacion sexual con un hombre he sido yo el que he pedido que me penetrara para sentir esa curiosidad de estumular en ano y os confieso que me encanta.

Terrorista del Amor dijo...

Te entiendo bisexual, y esto me sorprende mucho.

Me alegra mucho que te gustase, pero tengo alguna pregunta, que clase de objetos prefieres? dildos u objetos caseros?

Al probar la penetración anal con un hombre estás dando rienda suelta a tu imaginación sexual, lo cual me encanta, todos deberíamos de tener menos temores a probar cosas nuevas, y la penetración anal está de capa caida.

Besos, anales sin duda

FOLPET dijo...

Hola terrorista, me ha sorprendido tu blog, agradablemente y más o menos la dinámica de contestación a los comentarios. Ya veo que algunos nick son habituales.

Yo me voy a poner uno para incorporarme a esa dinámica. Desde este momento me llamaré Folpet.

Contestando a tu pregunta de los objetos emple objetos caseros, aún no hemos dado el paso a otro tipo de objetos, puede que por rubor. La verdad es que dentro de la relación somos muy sinceros en pedirnos cosas, pero a ella dar el salto a emplear algo, como tu dices dildos le costaría, por lo menos ir a comprarlo.

En relación al polvo que tuve con un tio (llamesmolo así, polvo) fuer realmetne para cumplir una fantasía y probar. Yo creo que la palabra clave es probar. le pedí la penetración porque a mi me gusta hacermelo a mi mismo, el por ejemlo no quiso y es muy respetable.

No se si puedo calificarme como bisex, a día de hoy no he vuelto a tener otra relación con un hombre, pero también es verdad que si surgiera me encantaría aceptarla.

Terrorista del Amor dijo...

Folpet, me alegro que te guste el blog, y sinceramente espero verte mucho por aqui, la idea de este blog es que la gente comente más o menos asiduamente todas las entradas con un nombre concreto para conocernos así todos un poco más.

La estimulación anal es algo muy satisfactorio, tanto para practicare en pareja como en soledad. Sin embargo reconozco que a la hora de pedirselo a tu pareja heterosexual, puede ser un poco 'brusco' pedirle a tu novia que te masturbe el ano con un dildo con forma de pene, es algo dificil para ella ya que es probable que su rol en la cama esté acostumbrado a ser el de objeto penetrado y no penetrador (lógico y normal, ya que no tiene pene) esto no quiere decir ni que sea sumisa ni nada por un estilo.

Usar objetos cotidianos puede ser muy divertido, si os lo montais bien, incluso podeis ir probando diferentes habitaciones y jugar con ello, hasta encontrar la habitación que más 'placer' os de.

Cuanto me alegro tener la opinión de un chico, con relación heterosexual que use su ano como fuente de placer.

Respecto de montartelo con un tio, te voy a dar una vuelta de tuerca y te propongo que me escribas que te parecería hacerlo con tu novia y uno más, escribelo en la entrada dedicada a los trios, si quieres... claro

besos y ánimo a escribir

Veneris dijo...

Estaba leyendo los comentarios... pero esta vez la charla es extensa, así que no me lo he leído todo y a lo mejor mi opinión es repetitiva.

Qué más da si se es gay o no, chica o chico, marciano o venusiano... uno si lo quiere lo prueba y si no, pues no pasa nada. Si uno no conoce que se siente, pues no se pierde nada... y si uno ya lo ha experimentado, pues es su decisión seguir o no.
Como decía Parménides: el ser es y el no ser no es... o lo que es lo mismo: si se hace se siente y si no se hace no se siente.