domingo, 1 de julio de 2007

Europride 2007 (In Situ)

La fiesta del Orgullo gay en Madrid ha pasado, y yo estuve allí.

Lo primero de todo la cabalgata, eso era algo brutalista, cuarentaytantas carrozas enormes y no se cuantísimas asociaciones, yo intenté ir con la carroza del PSOE, sin embargo hubo problemas administrativos de última hora, así que me puse con los chicos de la politécnica, la asociación Arcopoli, la asociación de gays y lesbianas de la politécnica, pero no pude hacerla entera, el solazo de justicia y la lentitud de la marcha hicieron que un grupo de disidentes nos fuésemos a tomar algo a la plaza del Rey, ayi el ambiente era mucho menos cargado y a la sombra de los edificios en una terracita, un buen mini fue tocar el cielo.

Tras el refrigerio fuimos a ver pasar las carrozas, todas muy engalanadas (no hay carroza fea) con los “muscooleras” dándolo todo poniendo los dientes largos a propios y extraños y haciéndonos pensar como es que el mundo está tan mal repartido, sin embargo yo no es por meter el dedo en la yaga pero como estaban todos en mini-slip, pues no vi yo mucho miembro… pero bueno el caso es que muy guapos todos, pocas mujeres eso si. A parte de las clásicas carrozas de siempre encontramos algunas sorprendentes como la del Google o la de Espora! Que me sorprendieron mucho.

Allí se repartieron condones sobre todo (solo masculinos), lubricantes, camisetas, abanicos, silbatos (porque pitos había también a porrillo), y toda clase de artículos relacionados, básicamente, con la protección sexual y con el máximo aprovechamiento del sexo.

Tras de el palizón de carrozas y de pisotones y demás pues pintaba tomar un punto fijo para echarse unas risas y beber un poco, otros años ya había estado en la plaza del Rey ya que no suele llenarse brutalmente, pero claro este año había el doble de personal, así que estaba llena sin embargo pudimos encontrar un sitio luminoso y despejado para hacernos una copas, y desde el campamento base pues ir recolectando gente (telefónica debe estar encantada conmigo porque dejé seco el teléfono en unas horas, que pena haberme pasado a contrato! Si fuera tarjeta hubiera dado solo toques), ayi nos fuimos juntando entre heteros, amigos de homos, homos amigos de heteros y mariliendres con escote, cada uno de su padre y su madre y la noche fue de lo más divertida, parecía que todo el mundo quería estar, y todos querían pasárselo bien por encima de todo tipo de prejuicio.

Por supuesto como no podía ser de otro modo, el ambiente no podía ser mas cordial, nada crispado y todo muy rosa. Las calles cercanas a Vázquez de Mella y Chueca, eran totalmente intransitables con lo cual las visité poco, no soy un fan de las aglomeraciones. Los precios de las barras eran normales, de 4 a 6 € el mini de Cali o Cerveza, y unos 9€ el mini de combinado, yo pensé que saldría la noche por un pico, pero no fue mal.
Como resultado, unas alpargatas que esta mañana he tirado a la basura, porque la de mierda que habían acumulado no era ni medio normal, dolor de cabeza debido a un exceso de bebidas alcoholicas, las caderas medio fundidas gracias a la musica que habia en cada esquina, que no podías resistirte a bailar, y una enorme sonrisa y el recuerdo de, el de hasta hoy el mejor dia del Orgullo Gay de mi vida, todo claro gracias a mis queridos amigos que son incansables y que hasta el dia de hoy no saben lo que uno siente si se acuesta antes de que el sol esté en lo alto.
Ya por último, fotos de la mezcolanza de tendencias que había allí, solo como reflexión intentad no pensar en mira esta es bollera mira este es marica, pensad mira que gente mas maja pasándoselo bien.

Besos profundamente orgulloso.

3 polvos:

a.a. dijo...

Veo que le sacaste el máximo partido. ¿El guapetón del sombrero eres tú? Lo digo por la cantidad de veces que sale fotografiado ;-)

Yo también estuve el sábado. Me ubiqué en una valla y allí contemplé el desfile y algunas carrozas de seis y media que empezaba (aunque yo ya estaba antes) a ocho y media, que vivo lejos de Madrid y tenía que cenar para luego coger el tren de vuelta. Luego fui caminando en sentido contrario al desfile y así ver las que quedaban.

Estuve muy bien acompañada, con mi novio, un amigo de la facultad que es gay, y los amigos de éste. La verdad es que se me hizo muy divertido, bastante espectacular, aunque sólo pudiera estar un par de horas. Las carrozas eran, algunas, fascinantes; me dejó impresionada en particular la de los osos (¡qué miedo daban!) y una llena de plumas blancas y música ensordecedora.

No obstante, me quedo con lo mismo que tú: el buen ambiente, la alegría y la tolerancia que se respiraba allí. Porque yo ya no veo la fiesta como una fiesta exclusivamente para homosexuales, sino una celebración (con su consiguiente reivindicación de lo no logrado aún) de la igualdad y la libertad. El hecho de que cada vez vayan más heteros lo demuestra; y en la vida en general, el que las tornas hayan cambiado y que sean los homófobos marginados por la opinión pública.

Y como decían por allí: ¡Que viva Tinkie Winkie!

a.a. dijo...

Ah, y otra cosa. Para la gente (homosexuales incluidos) que opina que el Orgullo Gay es una frivolidad y que da una mala imagen de la homosexualidad: es una puñetera fiesta para pasárselo bien. Porque por esa regla de tres, yo voy a prescindir de hablar de otras concentraciones que dan mala prensa a sus patrocinadores u organizadores, o a la propia causa en sí.

(perdón por el doble post)

Terrorista del Amor dijo...

Jiji, bueno yo si me encuentro entre los que piensan que el orgullo es una frivolidad, pero necesaria, solo hay que mirar los periódicos del domingo, donde solo se veia a lo mas radical de cada carroza, sin embargo las parejas clásicas no salian fotografiadas en ningún momento, por esto yo he hecho un pequeño guiño al clasicismo homosexual poniendo a varias parejas muy estables en la foto.

Desde luego, te quedaste corta, deberias de haber disfrutado del orgullo en toda su esencia, que es la fiesta de después, yo desde aqui te invito a tomarte algo el orgullo que viene.

Besos de orgullo