viernes, 31 de agosto de 2007

Imaginando Sexo...

Las fantasías sexuales son aquellas ensoñaciones que tenemos, imaginando actos sexuales, ya pueden ser con nosotros como sujeto activo o como sujeto pasivo o espectador.

Hace tiempo se decía que los hombres tenían más fantasías sexuales que las mujeres, no solo por la noche cuando la mente es libre, sino también durante el día, donde estamos plenamente conscientes de lo que pensamos. Sin embargo esta teoría ha sido desmontada hace poco por el psicólogo Antonio Zadra, que demuestra que las fantasías sexuales en hombres y mujeres se producen en la misma proporción o proporciones similares.

Las fantasías sexuales para hombres son diferentes a las de las mujeres. Los hombres por lo general tienen fantasías sexuales relacionadas con sexo en grupo, bien sea con varias mujeres o bien sea con varias parejas donde no es usual la relación con otro hombre. En sus fantasías no suelen ser los que dan el primer paso, sino que son pasivos hasta el momento de empezar ha practicar sexo, donde la penetración centraliza todo el acto y ellas se concentran en dar placer al soñador.

En mujeres es algo diferente, aquí ellas son menos claras, o más heterogéneas como se quiera ver. No tienen unas líneas comunes tan claras como el caso de los hombres, en su caso ellas quieren ser poseídas con determinación por un hombre dominante que haga disfrutar de un sexo salvaje sin dejar de lado la fragilidad femenina y llevarla al placer absoluto contra una pared o en lugares públicos. También es muy común hacer quimeras con famosos actores, o cantantes, con diversas actitudes. En mujeres es mucho más común que en hombres soñar con parejas pasadas o con amigos y conocidos del entorno, en hombres es un porcentaje de sueños reducido el que se centra en parejas pasadas o mujeres de su ambiente, no deseadas previamente.

Las fantasías, no tienen porqué querer ser cumplidas, pocas mujeres desean ser violadas brutalmente, y bueno…, la verdad es que si que hay hombres que deseen profundamente meterse en la cama con una jauría de mujeres deseosas de su falo (esta última fantasía hace especial daño a las lesbianas; ver Lesbianas femeninas: Acoso!). Tampoco es determinante cuando se sueña con personas del entorno, que no provocan ninguna excitación en la vida real, pueden aparecer en sueños haciendote pasar un momento tórrido la panadera, o el taquillero del metro.

En ocasiones se tiene la fantasía, esto es común en sueños, de hacerlo con tus padres, bien sea con ambos o con uno de ellos. Esto es una pequeña fantasía que se suele dar en gente joven y adolescente, por supuesto, no quiere decir que estemos deseosos de acostarnos con nuestros padres, sin embargo revela una profunda admiración. Incluso en algún momento se puede fantasear en ser uno de tus progenitores y montártelo con la otra persona, es decir soñar que eres tu padre haciendo el amor con tu madre.

En la adolescencia se suele soñar con personas de tu mismo sexo, y en ocasiones los jóvenes tienen miedo de admitir que han fantaseado con tal experiencia, e incluso pueden haber tenido orgasmo nocturno mientras soñaban con esto. Es muy común y no revela una homosexualidad incipiente, sino otra forma de soñar con prácticas nuevas. Del mismo modo, homosexuales sueñan con relaciones heterosexuales, y no dejarán de ser homosexuales.

Las fantasías sexuales empiezan al comienzo de la adolescencia. Y en un primer momento suelen ser comentarios prohibidos en el círculo de amigos, de forma que pasamos años soñando con sexo y fantaseando en vivo con sexo y no se lo expresamos a nadie. Y es cuando la madurez empieza a instalarse en nosotros cuando empezamos a salir del cascarón de la vergüenza y los prejuicios y compartimos nuestras fantasías, en este momento nos damos cuenta que es algo muy natural, que pasa a todo el mundo, y nos sorprenderemos cuanto en común tenemos los unos con los otros.

Besos fantásticos.

7 polvos:

Anónimo dijo...

Yo tuve un libro estupendo solo de fantasías sexuales de mujeres. No he leído algo más excitante e interesante en mucho tiempo. Y divertido.
Pero perdí el libro o quedó en una de mis muchas mudanzas. Quizá reaparezca en casa de algún amigo, siempre me queda la esperanza de haberlo prestado, única manera que tengo de no perder las cosas. Felicidades, vuelves a dar en el clavo.

Cursor dijo...

Interesante articulo ... lo mas revelador es saber que ellas fantasean tanto como nosotros, ademas de desear ser poseidas por la fuerza .... no habia indagado sobre eso ... salu2

Terrorista del Amor dijo...

Que alegria ver comentarios! ya pensé que habia quedado en el olvido de la red!

Anonimo, te acuerdas de que libro era? del nombre? la editorial? algo que nos pueda dar alguna pista para encontrar tan interesante publicación.

Si no tienes ningún dato, nos podrías contar lo que más te llamase la atención del libro, o algo interesante y revelador sobre las fantasias sexuales.

Un saludo intrigado

Terrorista del Amor dijo...

Así es cursor, ellas tienen la misma cantidad de fantasias sexuales que ellos, esto es un dato que he leido en varios sitios, no me lo he sacado de la manga.

Lo de la fantasía de ser poseida solo lo he visto en un sitio, pero parecía muy fiable, pero como digo en el artículo, que una mujer sueñe con ser poseida brutalmente por un macho arrogante no tiene porqué ser un deseo no cumplido, sin embargo hay adaptaciones menos hardcore para satisfacer el asunto, si quieres probarlo puedes empezar con unos agarrones de la cabeza en una felación y sondeas si le gusta y si es así puedes probar con otras cosas, como el spanking (palmadas, y azotes) y con algún insultillo subido de tono, pero no tiene porqué gustar!

Besos como como consejo

chris martin dijo...

Lo de esa fantasía es totalmente cierto y lo digo por experiencia. Mi ex me pedia cosas parecidas. No todos los dias pero si de vez en cuando. Afortunadamente tengo mucha confianza con algunas amigas y hablando del tema me dijeron que nunca lo habian hecho pero que si les habia rondado por la cabeza. Supongo que recaerá sobretodo en mujeres que no les gusta demasiado mandar en la cama, y en ocasiones especiales, si lo haces un poco por la fuerza, llegando a fingir casi una violación, les encanta.

Terrorista del Amor dijo...

Me alegra saber que no soy el único que ha escuchado la fantasia de la violación fingida, es un poco fuerte, pero muchas fantasias son muy fuertes! solo hay que saber llevarla a cabo sin terminar con un diente roto o similar.

Besos fantasiosos

Anónimo dijo...

ufffffffff
YO TENGO MUCHAS FANTASIAS.
COMO LAS QUE COMENTAS Y MUCHAS
MAS.
PERO TAMBIEN ME SIGNIFICO CON
LAS DE LOS HOMBRES.
SEXO EN GRUPO , SER QUIEN TOMA
LA INICIATIVA.
Y ADEMAS ME DIVIERTO PENSANDO EN
ELLO CUANDO LAS TENGO .
BESOS.....