lunes, 15 de octubre de 2007

Hombres maltratados; injusta discriminación de genero

El maltrato a hombres de manos de las mujeres no es común, sin embargo existe. Lo peor de todo es que estamos hablando de un colectivo que tiene todas las de perder, son discriminados por la ley, y vejados en las comisarías si se atreven a denunciar, lo cual es un porcentaje absolutamente insignificante de los maltratados.

La relación de muertes es de un hombre por cada cinco mujeres, este es un porcentaje bajo, sin embargo es real, pero lo que no es cuantificable, es cuantos hombres son maltratados psicológicamente por sus mujeres. Es muy frecuente el caso de mujeres que terminan tratando a los hombres como maquinas de producción de beneficios materiales, y cuando ven que su tarjeta de débito no da más culpan de ello a su marido, por no poder poner a disposición de su familia todo lo que necesitan, y humillan tanto pública como privadamente a este hombre todo lo que se le viene en gana, sin ningún tipo de escrúpulo, como cualquier otro maltratador, ya sea hombre o mujer.

El Artículo 173.2 del Código Penal sobre la violencia doméstica es la única ley que protege a un hombre maltratado, esta ley se consideró insuficiente para proteger a mujeres del maltrato abominable y machista que sufren de manos de sus parejas, sin embargo, parece no ser insuficiente para el maltrato igual de abominable y machista que sufren los hombres de manos de sus parejas. Sinceramente me parece muy injusto.

En el caso de que un hombre se atreva a acercarse a una comisaría y dice que quiere denunciar a su mujer de maltrato, suele ser humillado una vez más por los policías, y suele también ser objeto de burla y no se le toma en serio. Parece que las comisarías están muy concienciadas en la protección de la mujer frente al maltratador y no tanto si esto sucede con una inversión de sexos. En la hipótesis de que se denuncie, es muy común que cuando llega la denuncia a la maltratadora, esta se acerque la comisaría y haga lo mismo con él, le denuncia por violencia de genero, y aquí viene la desgracia final para muchos hombres; como ellas sí están protegidas por la nueva Ley Integral contra la Violencia de Genero. Entonces ellos quedan a disposición judicial y antes que canta un gallo se ven con una orden de alejamiento y pierden la custodia de sus hijos. Lo peor de todo esto es que nuestra constitución dice "los españoles son iguales ante la ley sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión [...]", este es el Artículo 14, parece que no se lo leyeron cuando promulgaron la Ley Integral contra la Violencia de Genero.

Gracias a esta ley (aunque anteriormente también había) se han construido centros y casas de acogida para mujeres maltratadas, para hombres maltratados hay una sola posibilidad, que te echen de tu casa y te tengas que pagar un alquiler, ya que tendrás que mandar una pensión mensual a tu maltratadora. La discriminación es así de cruel.

Está claro que todos los maltratados y todas las maltratadas deben tener protección, sin embargo no es así, en este país, y fijado por las directrices europeas, se crea una gran discordancia frente a la protección de hombres y mujeres. Este puente ha muerto la victima numero 57. Han sido 57 las mujeres asesinadas a manos de hombres machistas que quieren hacer de sus mujeres o novias un objeto de uso y disfrute exclusivo, como si de una Thermomix se tratase, contra ello y para demostrar la repulsa del pueblo, se han hecho manifestaciones demás actos, muy acertados y necesarios siempre. En el caso de los hombres muertos a manos de sus parejas las cifras bailan mucho, de los 10 a los 15 de forma directa, pero es muy difícil, incluso imposible cuantificar cuantos murieron por suicidio debido a la situación insostenible de su mujer. Pues ni una manifestación de repulsa, ni nada por un estilo. Me sigue esto sin parecer justo.

¿Que os parece a vosotros? ¿Veis normal, las discriminaciones “positivas” contra la desigualdad?

Besos injustos

16 polvos:

Fini dijo...

Lo que está claro es que este año en España hay 57 mujeres asesinadas por sus maridos, todavía no hay (o eso creo y espero de verdad) ningún hombre muerto por su mujer. De todas formas, cuando se produzca este caso, si hay leyes para juzgar a esa mujer... (Como bien dice en tu post) el problema a día de hoy, lo tenemos las mujeres, frente "algunos hombres". Besos guapo (he visto tus fotos ;-) )

Terrorista del Amor dijo...

Si hay hombres asesinados a manos de sus mujeres, pero las cifras son muy difusas, y desde luego mucho mucho menores que el número de mujeres. Lo que quiero recalcar en mi artículo es la injusta discriminación positiva que tiene la mujer en la Ley Integral conra la Violencia de Genero, no es que quiera que esta ley se quite, ni se ablande, no no, lo que quiero es que, esta ley incluya tambien a los hombres como posibles sujetos a ser maltratados, solo eso, poner en evidencia una injusticia que por otro lado es anticonstitucional.

bess

A.A. dijo...

Hola Terrorista, cómo te va.

Los hombres y las mujeres no somos iguales, tenemos una diferencia fundamental que nos convierte a nosotras en seres mucho más vulnerables: la fuerza física. Si bien esa distinción nos fue dada por la naturaleza para que el macho protegiera a la hembra, tradicionalmente se ha convertido en una herramienta de imposición en todos los sentidos. Como consecuencia, la sociedad patriarcal y, por tanto, la tradición bélica y territorial, que como resultado engendra el machismo.

Esta sociedad, pues, deforma la conducta de muchos hombres que consideran a sus mujeres de aquella manera, como bien sabemos (me quedo con la famosa cita de un maltratador: "Sí, maté a mi mujer, pero no soy un asesino"). Pero hay algo que nos hace iguales, a pesar de las diferencias físicas: la maldad y la conducta destructiva, posesiva. Generalmente es más sencillo para un hombre defenderse de una mujer si ésta le ataca, pero la maltratadora aprovechará otras armas con las que puede contar: no sólo las improvisadas y peligrosas herramientas domésticas y un descuido de su marido, sino también la psicológica, y sobre todo la legal aprovechando esa discriminación positiva. El sujeto de los ataques suele ser un hombre tranquilo y pacífico, sensible en muchos casos, y en la mayoría apocado de carácter, o bien per se, o bien porque ella se lo ha logrado anular completamente a base de burlas y chantajes emocionales. Quizá haya muchos más maltratos a hombres de lo que nosotros sabemos, precisamente por las razones que argumentas al principio de tu exposición.

Sin embargo, todo eso no quiere decir que la discriminación positiva, en mi opinión, no sea necesaria. La diferencia está en la medida en la que una persona ve su vida peligrar en manos de su cónyuge, y en eso influye activamente la capacidad que tiene un varón de fuerza media para estrangular sin demasiada dificultad a una mujer normal, inmovilizarla, romperla un brazo... Se basa en los recursos defensivos de la parte maltratada en situaciones extremas de supervivencia. Es difícil contentar a todos, porque siempre alguien va a utilizar de una manera indebida sus derechos para dañar al otro. Y, al igual que el hombre tomó un día la iniciativa de usar la fuerza física para fines distintos de los que la biología había marcado, la mujer aprovechará injustamente la ley de discriminación.

Terrorista del Amor dijo...

Un gusto volver a verte a.a. sinceramente cada vez que desapareces una temporada esto se nota en los comentarios.

muchas gracias por tantas lineas exponiendo de una forma clara y amena tus ideas.

por cierto, todo bien, como siempre.

bss

Crika dijo...

yo conozco casos en primera persona de maltrato psicológico de mujeres a sus parejas, el físico, como dice a.a. es menos frecuente, aunque también hay casos
El problema de la discriminación positiva es que por proteger a la mayoría, siempre hay una minoría afectada, pero para mí es como la democracia: no es el sistema perfecto de gobierno, pero sí el mejor conocido.
Siempre hay mala gente, hombres o mujeres, que se aprovechan de las ayudas legales para sus fines particulares.

Putas y Princesas dijo...

Me encanta haber descubierto tu blog, donde la reflexion y la estetica son complementarios.
Saludos

Milagros Sánchez dijo...

Mi repulsa al maltrato, sea hacia el sexo o edad que sea!!
No hay derecho ni nadie debería cometer este tipo de delitos, vengan de hombres o mujeres, me da igual.
Parece mentira que después de tantos siglos, de tanta educación y de tantos adelantos, todavía se den este tipo de acciones violentas!! UNA VERGÚENZA!!

Besosssss

Veneris dijo...

Existe un problema y se intenta resolver, ocasionando después nuevos problemas. Lo que importa es que cada vez esos problemas sean más pequeñitos, hasta que no se noten o desaparezcan.

Nunca me gustó la discriminación positiva en nada... es como dar un golpe de autoridad para que las cosas salgan como conviene en ese momento que salgan. La justicia social se alcanza con la educación. Si aprendemos que las cosas son así porque sí, nunca sabremos diferenciar un hecho justo del que no lo es.

Es mi humilde opinión... besosss

Terrorista del Amor dijo...

Uis! muchas gracias a todos por los comentarios! veo que todos estamos mas o menos de acuerdo lo cual dice mucho de todos los que habeis escrito.

besos a todos, mañana mas y mejor, ;P

Anónimo dijo...

Yo sufro maltratos de mi mujer, sobre todo psicológicos, pero bastantes veces físicos. Mi envergadura física no importa. Simplemente que por principio no la agredo de manera alguna, pues no soy violento. Me parece terriblemente injusta esta ley tan discriminatoria (innecesariamente) con los hombres. Debería de ser igualitaria, aunque ya sabemos que los casos de mujeres maltratadas son más numerosos. No es el camino de promulgar leyes injustas, la manera de intentar acabar con la violencia familiar. Eso que llaman "discriminación positiva" me parece de lo más negativo. El problema es que el asunto de los malos tratos está contaminado de feminismo ramplón y revanchista. Y no es exactamente un problema de sexos (de géneros, según el lenguaje políticamente correcto de ahora) sino de carácteres violentos, y la violencia no es patrimonio de sexo alguno.

Terrorista del Amor dijo...

Querido anonimo, estoy seguro que no hará falta pero te lo recuerdo. Aunque la ley sea injusta con nosotros hay caminos legales para hacerle frente a la violencia "feminista" y el primer paso es hacer una denuncia formal en una comisaria, de todos modos para tu tranquilidad deberias de contactar con algún abogado especialista en este tipo de casos, es facil encontrarlos contactando con asociaciones de mujeres maltratadas, y así él te puede ir guiando con los pasos a seguir para acabar con la situación injusta que vives.

espero haber ayudado algo en tu problema y me haría mucha ilusión que nos contases como va tu caso.

un beso muy fuerte y ánimo

Anónimo dijo...

Agradezco tu buena intención, pero para eso tendría que tener ganas de separarme, y no es el caso. Podrás decir que soy un gilipollas, pero sigo queriendo a la persona que me maltrata. Por otra parte, ese maltrato no es las veinticuatro horas del día, ni siquiera todos los días, pero existe. Las amenazas se producen de vez en cuando, y en los casos graves se hacen efectivas. La violencia verbal es sin embargo más frecuente. Lo más grave es que no es consciente de su condición de maltratadora. Este asunto no es tan grave (desde mi punto de vista) como para separarme, pero me produce algunas veces una tremenda infelicidad. Por último quiero rebatir a quien se empeña en arreglar una situación injusta, legislando con injusticia. No se puede sustituir una injusticia por otra. El problema de los maltratos no es solo cuantitativo, sino cualitativo. Un solo maltrato ya es grave, sin importar cuántos haya similares por nuestra Patria. Para que una mujer te clave las uñas en los brazos, nada importa que le tripliques en corpulencia; si la respondes con la misma violencia, atente a las consecuencias por maltratador.

Terrorista del Amor dijo...

Desde luego no seré yo quien te convenza, ni el que te diga lo que debes o tienes que hacer, ya que si no quieres tomar medidas es porque en realidad te merece la pena ser maltratado, si es con la persona a la que amas.

De todos modos deberías de hacerle una auditoría a tu felicidad, si tu eres feliz viviendo junto a una maltratadora por mucho que no sea consciente de lo que hace o deja de hacer contigo. Quizá si te divorciases podrías ser un poco más feliz y esto solo te darás cuenta si te decides a separarte.

suerte, y besos

Anónimo dijo...

Quisiera romper una lanza en favor de los hombres, soy mujer pero considero que la violencia domestica no tiene genero, simplemente es violencia y que la ley actual favorece en gran parte que muchas mujeres no todas, utilizen esa ley para denunciar falsamente a sus ex parejas, es un tema muy delicado para utilizarse como arma contra tu pareja cuando quieres arruinarle la vida. El maltrato fisico es más facil de desmoltrar que el psicologico y desgraciadamente las mujeres utilizan más el psicologico. No todos los hombres son demonios ni todas las mujeres maravillosas, seamos realistas y ya esta bien de discriminar esta sociedad a los hombres como si fueran bestias. Quien maltrate debe pagar pero ya sea hombre, mujer, anciano o niño, la violencia carece de sexo, simplemente es violencia.

Anónimo dijo...

yo estoi siendo maltratado y con todas las pruebas en la mano pero cuando lo comento parece que no oigan si ella dice lo mas minimo sobre mi aunque sea mentira encienden todas las alarmas es injusto me veo solo ante el peligro

Anónimo dijo...

yo estoi siendo maltratado y con todas las pruebas en la mano pero cuando lo comento parece que no oigan si ella dice lo mas minimo sobre mi aunque sea mentira encienden todas las alarmas es injusto me veo solo ante el peligro