lunes, 29 de octubre de 2007

Juego de Manos

Las manos son una parte del cuerpo muy importante, no lo digo yo, lo dice una trayectoria trufada de éxito, como son los finales de un gran y pequeño negocio, como es la caricia que te despierta la libido ó como es la mano que te agarra y te demuestra amor.

La boca y la mano son las dos armas con las que los humanos podemos demostrar amor, esto es un hecho demostrado antropológicamente, ya que la boca y las manos son las partes del cuerpo con las que podemos destruir y dar fin a una vida, con lo cual, si las utilizamos de forma inversa lo que daremos es amor, y demostraremos amor. Por eso lo de ir de la mano, o lo de besar en la boca.

Una amiga siempre dice, que lo que más le atrae de un hombre son sus manos, dice que transmiten seguridad, que transmiten su personalidad, y cuando son blanditas y regordetas, con los dedos cónicos, blancas, sin pelos, sin venas marcadas, son la evidencia de una personalidad retraída, algo acomplejada y que por lo general en la cama son unos pésimos amantes, no solo por su escasa experiencia sino por su… escaso miembro, todo esto por supuesto es una generalización, habrá muchas excepciones.

El otro extremo de mano es la mano fuerte, con antebrazo fibroso, con dedos largos y con bordes paralelos, con nudillos claramente definidos, con alguna vena marcada, con decisión de movimientos en sus actos, con algunos pelitos en los dedos y en la mano (pero sin ser un oso), morenas, estas manos suelen pertenecer a sujetos fuertes, decididos, hombres con personalidad marcada, y amantes estupendos, de los que te dan la vuelta en la cama y hacen que el placer no haga más que intensificarse minuto tras minuto.

Otra faceta de las manos, es que hay que saber usarlas, son muy importantes en el sexo, sobre todo para hombres heterosexuales y mujeres homosexuales, que tienen que aplicarse a fondo para dar el máximo placer a la mujer con la que se acuestan. Es profundamente necesario que a la que se está penetrando a la mujer, sepan que tienen dos manos, si una la usas como apoyo, la otra puede estar en sus pechos o estimulándole el clítoris. Si lo que estas haciendo es una felación, mientras tu lengua recorre cada rincón una mano puede estar penetrando la vagina con los dedos y la otra acariciando los pezones.

Las mujeres también tienen manos, y también las pueden usar, caemos en el error de culpar constantemente a los hombres de ser malos amantes, sin embargo, las mujeres son muy ramplonas en el sexo, pero los hombres se satisfacen rápido. Lógicamente esto también vale para hombres homosexuales, pero, aquí suele haber mas imaginación, o eso creo. En una felación tu boca puede estar succionando el pene y una de tus manos debe acompañar el movimiento de la boca, para estimular totalmente el pene, a no ser que él te pida que no lo hagas para verte. La otra mano, si no la estas usando como apoyo, lo ideal es que masajes el perineo o te atrevas a meter un dedito por el ano, a esto no están muy acostumbrados los heterosexuales y me cito a mí mismo en un artículo anterior “Estimulación anal un tabú heterosexual”, pero si lo intentan quedarán maravillados, y si ya lo tienes dentro, si tienes el índice lo mejor que puedes hacer es con el dedo gordo estimular el perineo, esto es un poco malabarístico, pero se termina consiguiendo.

Las manos están para dar placer, y como tal las tenemos que utilizar, sería muy constructivo que cada uno describamos los juegos de manos que nos gusta hacer o que nos hagan y así todos aprenderemos a usarlas. Yo por mi parte creo que ya he descrito todo lo que sé hacer.

Besos manuales.

22 polvos:

cinerea dijo...

Que bueno este post!! Me ha encantado esta cita "boca y las manos son las partes del cuerpo con las que podemos destruir y dar fin a una vida, con lo cual, si las utilizamos de forma inversa lo que daremos es amor", te ha quedado precioso.

Yo no le doy mucha importancia al aspecto de las manos, soy de las que se come las uñas asi ke...A ver, no me gusta ke los hombres las tengas largas ni con roña por dentro pero prefiero fijarme en el trasero, jejeje.

Pues creo ke mis amantes estan contentos kon el uso que les doy a mis manos, cuando hago una felizacion acostumbro a acompañar el movimiento, y si la postura lo permite, con la otra juego con los testiculos, son suavecitos, me gusta y parece ke gusta. A mi me encanta ser penetrada y que a la vez me estimulen el clitoris, creo ke tardo pokito en llegar al climax de esta manera¡¡¡¡ venditas las manos de algunos amantes!!!!

Terrorista del Amor dijo...

gracias cinerea, se me olvidó lo de estimular testículos, pero también es muy interesante el asunto, a esto es lo que me refería con contar lo que a vosotros os gusta hacer y que os hagan con las manos.

besos

Dama Oscura dijo...

las manos, la piel, los labios, son herramientas muy importantes a la hora de la estimulacion.
todos en mayor o menor grado podemos mejorar nuestras relaciones sexuales,Personalmente me gusta mucho el contacto, recorrer la piel de la persona que tengo a mi lado con la yema de mis dedos al principio y toda la mano despues.
En cuanto a los labios, son una de las cosas que mas me gusta hacer, me gusta pasar mis labios y mi boca por cada centimetro de piel por descubrir.
yo puedo percibir por mis labios la suavidad o la aspereza del cuerpo del otro.
el sabor y la textura.

Muy buenos consejos compañero, algunos de esos trucos ya los aplicaba.

Besos Brujos y suaves

Fujur dijo...

Tengo que reconocer que está fenomenalmente escrito este post. La cita a la que hace referencia Cinerea (y soy demasiado perro para volver a repetir jeje) me parece lírica fina!

No hay duda de que las manos son todo una ayuda para el sexo. De hecho, existe la teoría de que nuestro cerebro evolucionó conforme a su desarrollo. Poca duda cabe de que todo sería más difícil con pezuñas!!

Nosotras mismas dijo...

Me ha encantado. Y luego dices...

Gracias por tu comentario.

Saludos.

Fini dijo...

A mi las manos de una persona, tanto hombre como mujer, siempre me han fascinado. Me fascinaba las manos de Rocío Jurado, por ejemplo. Besos Terro

Agatha Blue* dijo...

Creo que tal cual dije en el anterior post... :) Las manos son importantes... mi churri me conquistó a través de sus caricias... ( a mitad de camino de una caricia y algo que prometía bueno, le pregunté que quien le había enseñado a acariciar así... y hoy en día aun se rie cuando lo recuerda...)

Manos que acarician, que calman y que transmiten. Y manos que con solo agarrar la tuya te mueven por dentro.

Me ha gustado mucho.

Terrorista del Amor dijo...

Os prometo, que cada vez que llego de clase, y después de cenar me siento delante del ordenador, me siento un poco nervioso, pensando en quien habrá opinado hoy, y si habrá gustado, y cuando leo cositas como las que he leido hoy creo que no me iría a la cama jamás de la emoción. muchas gracias a todos.

por partes:

Dark Ladie; los labios puede que sean un próximo artículo, quien sabe, hoy cediamos protagonismo a nuestras amigas con dedos. pero tu comentario ha subido la ya elevada temperatura del blog.

fujur; me ha sorprendido verte por aqui, pensé que tras la crítica de tu artículo no querrias saber nada de mi(:))pues sin duda, pero nunca lo sabremos, ya que, que fué antes el huevo o la gallina, probablemente fué la evolución la que fué dando forma al sexo, lo que sí es un dato antropológico es que el sexo empieza en los labios y las manos.

Nosotras mismas; mi batallón de musos no trabajan mal, me quieren mucho.

Finita!; pues a mí también, pero no solo por lo bonitas y seguras que parecian, sino por su manera de dar forma al aire mientras cantaba!

Agatha; cuentanos como aprendió! porfi, yo me he quedao con la duda

besos a todso

Fujur dijo...

Sólo hay algo que me guste más que las críticas... el pique! ;-)

jejeje un abrazo!

Veneris dijo...

El sentido táctil muy bien desarrollado... magnífico artículo.

Hoy no doy besos, sino las manos.
Buenísimas noches

Putas y Princesas dijo...

y su dedo dibujó un corazón en mi espalda y mi MANO le correspondió debajo de su falda... me encanta este post. besos dulces terrorista

Terrorista del Amor dijo...

Fujur; querido, el pique, no sería conmigo, yo no me pico fácil, pero si salto rápido.

Veneris; yo ya no doy la mano, doy besos, la mano siempre me pareció una mariconada. jiji

Putas y Princesas; muy buena aplicación de una buena canción. bessis a todos

Putas y Princesas dijo...

Yo también visito tu blog a menudo. el comentario de más arriba es mío. EVA

Arturo Manuel dijo...

Bien, mi turno! Las manos... echando un ojo por akí keda bastante klaro, inkluyendo tu post, ke son un elemento importante y por lo tanto básiko. El kontacto kon otro kuerpo siempre me ha parecido maravilloso, no sabría decirte una práctika en koncreto pero hay algo ke adoro, usarlas para seguir tokando y saber ke hay alguien konmigo. Caricias!

Dama Oscura dijo...

Por favor, que los labios y todo su conjuto vengan en algún otro post. sii?

Espero tus letras en mis sueños, caballero. ;)

aprendiza de risas dijo...

Las manos besan y la boca abraza. Los besos son nuestro refugio y el bálsamo a muchas heridas. Las manos dan calor y nos protegen y acurrucan.
Pero, por Dios, no te dejes llevar por esas habladurías de que si las manos son pequeñas y regordetas... ¡tonterías! Cada cuerpo es un mundo. Si yo te contara...

Encantada por tu visita a pesar del susto que me diste con el nombre de tu blog, ¡mamma mía! La palabra terrorsita no me gusta ná de ná.

Besos de ha sido un placer conocerte,

Milagros Sánchez dijo...

Hola chato!!
¡Qué temazo XD!
De modo que has elegido el tema de las manos juguetonas a la hora de tener relaciones íntimas...ja,ja,ja

Bueno el tema promete y lo has desarrollado bien. Aunque hay algo que no me ha gustado mucho y es al final de tu entrada cuando afirmas que "las mujeres son muy ramplonas en el sexo" ¿cómo?...no, no, no estoy de acuerdo, las mujeres somos muy imaginativas, tenemos orgasmos múltiples (cosa que el hombre no los tiene y suele tener que relajarse un tiempo antes de volver a orgasmar o de volver a conseguir tener erección), también somos muchísimo más sensuales y nos podemos pasar horas disfrutando con acariciarnos o besarnos (cosa que al hombre le aburre o no sabe gozar), etc. etc.

Centrándome en los juegos de manos, para nosotras las lesbianas no tiene ningún misterio saber lo que le gusta o lo que no le gusta a otra mujer, ya que somos idénticas físicamente y nadie mejor que nosotras para "entender" la naturaleza erótica de nuestras semejantes.
Podemos jugar como tú ya lo has expuesto, con una mano en el clítoris de la otra mujer, mientras con la otra podemos acariciar diferentes partes de su cuerpo o también introducir algún dedito bien en su vagina o en su ano. Podemos darle un masaje con ambas manos. Podemos introducir los dedos en las sinuosidaes de las orejas, en la boca, etc. También podemos dar pequeños azotes en las nalgas con nuestras manos...

Sé que se me han quedado muchas más posibilidades de jugar con las manitas, pero bueno tampoco es necesario hacer una tésis ¿no? :D
Besos Terro!!

Juanjo dijo...

Yo si algún día te conozco me pensaré si darte "la mano", jajajaj. Es broma, tienes razón, son unas herramientas muy productivas y agradecidas en el sexo. Un beso.

doncel dijo...

Gracias por subir a mi colina.
Saludos cordiales.

Terrorista del Amor dijo...

Let your body move with the music!

Arturo Manuel; no se me habia ocurrido la relación entre el contacto y la sensación de presencia, la verdá es algo muy lógico. excitante tu blog!

Dark Lady; poco a poco pasaran todas las partes del cuerpo que me gustan, pasó el pene, ahora las manos, proxima parada... los labios?

Aprendiza de Risas; bueno, me refería a una generalización, lo he puntualizado en el artículo, pero lo vuelvo a puntualizar, de todos modos no me bajo del carro, la morfología de las manos es algo que da muchas pistas.

Mila; que gran esposición! lo de las mujeres ramplonas, bueno va relacionado con el artículo de hombres insatisfechos, por ahi anda el asunto, pero me expliqué regular, ahora que lo he vuelto a leer umm, no me gusta demasiado.

Juanjo; si me dieras la mano te daría un tirón hacia mí, y yo te daría dos besos, cortesía de la casa, jjajaja, las manos son muy importantes, pero los besos dicen mucho más.

Doncel; volveré a subir.

besos a todos pequeños

BettyBlu dijo...

Hola Terrorista, me has enganchado con este post, boca y manos, dos armas imprescindibles, ummmm, me encantan, ambas dos. Unas manos grandes, fuertes, y una boca que me haga perder el conocimiento...ufffff. Te seguiré muy de cerca.... Besos.

Agatha Blue* dijo...

TERRORISTA DEL AMOR: Respondiendo a tu pregunta...: Lo siento, pero casi seis años despues aún no ha confesado... lo bueno, es que yo he ido aprendiendo... (te imaginas sentada al borde de la cama con una libretita y un bolígrafo de los que llevan un pompón encima y haciendo preguntas tipo: Perdón.. podrías repetir esto último...???)

:)) Besos gordos.