sábado, 3 de noviembre de 2007

A la Vejez Viruela!

El sexo es un tema muy diverso, y para cada uno tiene unas facetas, que quizá para otro serían imposible que se planteasen, por ejemplo, en el artículo anterior lo hemos visto, como muchos de vosotros os quedabais boquiabiertos con lo referente al ‘rollo zapas’ mientras que otros admitían que lo practicaban con total normalidad.

La pérdida de la virginidad es uno de estos temas, donde no todos vemos las cosas igual, y las diferencias entre unos y otros son muy grandes. He coincidido con mucha gente, y con mucha gente ha sido, con la que he hablado de sexo, y el tema de la virginidad, o más bien la pérdida de la virginidad es algo con lo que me he encontrado profundas diferencias, desde quien me argumenta porqué quiere ser virgen hasta el matrimonio, hasta quien asume haberla perdido ‘dos veces en un descampao’ (:s).

Entre mis amigos, me he encontrado algunos (no son numerosos pero no es caso aislado) que no han perdido la virginidad, con una edad de entre los 22 y los 25 años. Esto a mí, me parece anómalo, sin embargo, ellos no lo han hecho parte por no haber podido y parte porque no les merecía la pena perderla de un modo poco ‘decoroso’. Lo cierto es que mucha gente ve la virginidad como algo importante, digno de hacer reserva para entregar cuando sea el momento oportuno. Hacer el amor por primera vez, tiene que ser especial, y tienes que acordarte toda la vida, sin embargo, todos los no vírgenes saben que es una experiencia por lo habitual bastante poco especial, y no recomendable acordarse, o si te acuerdas es para reírte.

Quien con 25 años (entendamos esto como una franja de edad) no ha perdido la virginidad, se siente algo apocado, en ocasiones cuando se habla de sexo se siente excluido, y por rachas ausente en la conversación, sobre todo cuando se trata de gente nueva, o de amigos de amigos, con los que es vergonzoso asumir que eres virgen. Sin embargo, deben de saber que son muchas, más de las que probablemente piensen, las que son vírgenes a edades ‘maduras’. El perfil de un virgen por lo general, suele corresponder a gente con un nivel de autoestima bajo, y un poco tímido, digo en general, ya que las relaciones sexuales dan mucha seguridad a la persona que las practica, saber que gustas es en parte, saber que eres aceptado en una sociedad donde la belleza es un canon importante, y el clímax de gustar a alguien es cuando se quiere acostar contigo, y lo consumas con una relación sexual completa.

Luego hay otro sector poblacional, que por creencias religiosas principalmente, no deciden perder la virginidad hasta haber consumado el matrimonio. Este tipo de gente, tampoco es una minoría tan absoluta, son muchas las parejas de jóvenes, que por acuerdo bien sea tácito, o habiéndolo hablado de antemano, deciden no tener relaciones sexuales de ningún tipo antes del matrimonio. He de decir que la causa principal de esto es que, el sexo fuera del matrimonio es pecado, incluyendo todo tipo de prácticas que no sea la penetración sin preservativo, que son pecado siempre, tanto dentro como fuera del matrimonio, ya que estas se consideran actos de lascivia, no orientados a la reproducción de un hombre con una mujer fruto de su amor. Esta vertiente es plenamente respetable, en mi opinión profundamente respetable, ya que si crees en algo, deberías llevarlo a cabo en tu vida y ser defensor de ello con todas las consecuencias que ello tiene, y por supuesto la vida de todos es la relación de pareja, con sexo o sin él. Esto representa un acto de superación del deseo carnal muy importante, y conlleva un gran esfuerzo psicológico y espiritual, por este motivo es por el que tanto respeto a estas personas. A mí, me gustaría que todos aquellos, que se arrancan a criticar a estas personas por ser vírgenes, fuesen tan consecuentes con sus ideas como lo son las parejas de jóvenes, que mantienen la virginidad con celo para entregarla en un acto de amor eterno, tras haber sido unidos en Santo Matrimonio.

Esta más que claro, que cada uno vemos el sexo de un modo, y la virginidad no podía ser una excepción, ahora me gustaría que me dieseis vuestra opinión sobre estos dos casos de los que he escrito hoy, y si conocéis alguno de ellos, que os parece y que resolución os merece.

Besos, algo promiscuos por mi parte, cada uno consecuente con sus ideas.

23 polvos:

Putas y Princesas dijo...

No conocemos ningún caso así. Seguramente vivir en la urbe de Barcelona y codearse con nosotras hacen difícil mantenerse en el celibato.Besos!!

Fujur dijo...

Y pq las grullas migran y no se quedan en Zaragoza, Madrid o Barcelona con todo el calor de la contaminación? Supongo que son determinaciones de ese "presunto" conocimiento innato, pautas "genéticas", que sea por determinación o aprendizaje, rigen a los de nuestra especie evitando experiencias innecesarias en tiempos demasiado precarios. Claro que la edad pertinente es totalmente discutible, y los veinte o diecinueve edades de sobra posibles. Creo yo vamos, rollo que te he metido eh! ;-)

Fini dijo...

Hola Terro, en primer lugar, gracias por felicitarme :-D (me faltabas tu...) en segundo el post de la reina, me ha gustado mucho el enfoque y con respecto a éste decirte que comparto contigo lo que dices sobre el llegar virgen al matrimonio, yo nunca lo juzgaría, como tampoco si alguién es virgen a los 25... lo q me parece tremendo son las noticias de estos últimos días sobre esas niñas que con 13 años ya están embarazadas.... Un besote guapo!

Angel de Tierra dijo...

Hola terrorista.. he llegado aca pues obvio por curiosa no mas jeje, pero me ha encantado tu rinconcito.. me agrada lo sincero y centrado q sos y la chispa q hay en tus letras, y ni hablar de lo interesante de los temas jeje.. de seguro tendrás una nueva lectora ;)

Virginidad, pues tema muy discutible, desde distintos puntos de vista ademas, creo q es el derecho que tiene cada quien a tomar la decision del cuando y el motivo de perderla, ya sea desafortunadamente a los 13 como comentaban por ahi, a los 20 o a los 40 como la peli ;).. o sea por amor, curiosidad, obligación.. creo q cada quien puede tener una historia muy distinta de algo tan común..

Sin embargo, acá entre nos... ufff no saben de lo q se pierden jeje

besos venezolanos!

A.A. dijo...

Hola de nuevo, Terrorista.

Yo no sé si será el caso mayoritario, pero creo que muchas de esas personas que llegan a los 25 sin haberse acostado con nadie (que tampoco veo que sea nada tan demencial) no es porque quieran que la primera vez sea superespecial tía de la muerte mortal que te pasas de vareta en lechos de rosas, velas perfumadas y moncherries para el post, sino sencillamente la necesidad de buscar a alguien por quien sentir algo más que un calentón, tener una relación más o menos seria o de confianza para abrirse (literalmente o no) en este terreno. No lo veo mal en absoluto, al contrario pues yo comparto esta manera de ver las cosas; la diferencia es que yo tuve suerte porque encontré a esa persona mucho antes de los veinticinco, pero con suficiente edad (oséase, bastante más de esos trece años que cita Fini) como para tener conocimiento real de que era lo que yo quería y con quien yo quería. Y no me he arrepentido, ni me arrepentiría pase lo que pase. No es cuestión de perder la virginidad pues ésta es más bien un obstáculo desagradable, sino de empezar a tener relaciones sexuales, y con quién tenerlas a lo largo de tu vida.

Hay gente más desafortunada en esa búsqueda del amor, o quizá demasiado exigente, y por contagio tampoco termina de encontrar un compañero de cama para satisfacer lo que es el impulso no físico (porque ése con un poco de intimidad se alivia muy fácilmente), sino psicológico, de sentirse realizado en todas las facetas de una vida adulta recién estrenada, o casi por estrenar.

A los matrimoniales no los menciono porque, al igual que tú, me parece muy bien que sean fieles a sus principios (y espero que algunos no sólo de boquilla de cara a su pareja, que conozco de oídas a algún que otro beatón que luego se va de putas y le pega el sida a su mujer) y comiencen las relaciones sexuales cuando lo deciden. Mientras tanto, horquíticos-íticas perdidos todos. Me gustaría que algún día relatases la experiencia diaria de alguno de estos héroes contra las malvadas hormonas. Y, a todo esto, ¿qué pasa con esas típicas señoras mayores solteras que son católicas? ¿No lo han hecho nunca? Tengo tres tías abuelas en esta situación, y siempre he tenido gran curiosidad por saberlo, sobre todo teniendo en cuenta que es la eterna incógnita jamás de los jamases preguntable a una señora que es muy señora y hermana de alguno de tus abuelos.

Ahora, también pienso que la adolescencia no es el momento ideal para empezar con estos juegos, porque en la mayoría de los casos el cuerpo se siente preparado (que tampoco es que lo esté del todo) pero la mente, por tópico que suene, no, y eso causa más de un disgusto. Lógicamente esto depende del adolescente, pero sin duda en mi caso yo habría sido incapaz, pues a esas edades me interesaban mucho más otras cosas que andar flirteando con cualquier subnormal del colegio.

BettyBlu dijo...

La virginidad.... joder, menudo tema nos has dejado... Parto de la base de que todas las opciones son respetables, unas las entiendo más que otras, pero yo no soy nadie para juzgar cómo, cuándo, y por qué. Por tanto, te dejo mi opinión, vale?.
Como no virgen, pienso que la primera vez es difícil que sea especial. Se unen muchos factores que nos pueden llevar al desastre, nervios, juventud (en la algunos casos), desconocimiento, novedad. No sé. Creo que lo especial se consigue con el conocimiento y la confianza en uno mismo, la experiencia me parece importante.
Y sobre lo de llegar virgen al matrimonio por motivos religiosos, pues que quieres que te diga, la verdad, no lo entiendo, ni lo entenderé nunca. La religión roba la voluntad del individuo, cada uno debe perder la virginidad cuando quiera, y si uno tiene deseos de hacerlo, no entiendo que los reprima por llegar virgen al matrimonio. Dicen que es pecado. Y, ¿qué es pecado?. No entiendo de pecados, T, pero algo tan bueno como el sexo nunca puede ser pecado. ¿Pecado para quién o para qué? Es maravilloso, sano, bueno, gratificante, salvaje. Algo que te hace sentir tan bien, y que no es perjudicial para la salud, no es pecado. Seguro. ¿Quién se atreve a decir que un orgasmo es pecado?, a ver.... que lo diga. Y si realmente lo es, no te imaginas lo que me gusta pecar.
Tengo que ser consecuente con mis ideas, como bien dices, yo creo que el sexo es maravilloso, y hay que practicarlo cuando a uno lo apetezca, sin ningún tipo de restricción, y eso hago, desde hace años.
Bueno, lo dejo aquí, es un tema que da para mucho, si, aunque el acto en si, dure unos segundos, me refiero a la perdida de la virginidad, jejeje.
Besos Terrorista.

ChiNeTa dijo...

Precisamente lo bueno es la variedad de gustos y opiniones, y sobre todo el respeto.
Aunque no comparto la virginidad hasta el matrimonio, porque creo que el sexo es algo maravilloso, un simple acto de placer, con amor o sin él,de pasar un rato agradable...estoy de acuerdo en que es muy respetable y de admirar a alguien que es fiel a sus principios, aunque con todo el mundo no congenias practicando sexo,y si con el que te casas no lo haces?... Como sea verdad eso del "amor para toda la vida"?...una lástima perderte las sensaciones que puedes experimentar con él... pero, en la variedad está el gusto!
un besillo
Me gustan tus coments!

Milagros Sánchez dijo...

Como cada persona es un mundo y a cada cual le rodean distintas circunstancias en la vida, no soy quien para juzgar a nadie.

Si me preguntas a mi concretamente qué decisión tomé al respecto, pues la de una alocada adolescente que sin pudor buscó la forma de perder la virginidad y eso que en aquella época se veía con malos ojos tratándose de una mujer ¡claro! Los hombres, en cambio, tenían la obligación de "hacernos mujeres" ¡imagínate la mentalidad de hace casi treinta años!

Muchos besos guapetón y feliz domingo!!

Terrorista del Amor dijo...

Otra vez mas, muchas, muchas gracias por vuestros commets, un placer tener vuestra opinión.

ahora, por partes...

Putas y princesas; menudo peligro que teneis chatas!

Fujur; no te falta razón, puede ser una pauta de comportamiento, pero... como animales racionales, es sexo no lo entendemos como puro acto de reproducción.

fini; que tal finita! pues yo lo de las niñas embarazadas jovencitas, ya me llamó la atención hace tiempo, sin embargo no he escrito absolutamente nada, pero me queda por escribir sobre ello. Me parece un tema espeluznante...

Angel de Tierra; bienvenida amiga venezolana, he de decir, que tengo familia en venezuela. siento especial empatía por vosotros. espero seguir viendote por aqui.

a.a.; yo no sé que decirte, es que con estas esposiciones tan claras que me haces no me dejas margen de maniobra para decirte nada, si, todo de acuerdo, una forma de verlo muy sensata. solo discrepo en una cosa, la adolescencia tiene esa revuelta de ormonas para que perdamos la virginidad sin pena ni gloria, ni más ni menos, ahi es cuando tenemos que tener nuestra primera consciencia sexual, el tema, es que cuando lleguemos a la pubertad debemos saber que es una mujer, un hombre, y un homosexual.

Betyblu: yo tampoco considero pecado nada que me guste, sin embargo considero que hay cosas dañinas, fumar me mata, pero me gusta con lo cual no peco, zampar grasa me mata, pero me gusta con lo cual no peco, pero follar! follar me da vida, y me gusta, así que todo me ha ido bien.

chineta; has dicho una verdá como un templo, en la variedad está el gusto, pero, yo no creo que me cansase de comer jamón jamás.

Mila; injustos roles los que toma la sociedad, sin duda, se mide con diferente rasero a mujeres y hombres, de esto, me estáis enseñando mucho entre tú y fini, que teneis unos blogs de lo más instructivos. besos wapita.

besos a todos!

Nanuk dijo...

la libertad de uno acaba donde empieza la del otro, y como bien dices todo es una cuestión de respeto hacia los demás. Sin embargo soy un poco esceptico en relación a aquellos que mantienen su virginidad hasta que crean conveniente pero "aconsejados" por cualquier tipo de secta judeocristiana amputadora de la libertad de pensamiento y de realizaciòn de la personalidad propia.
Cada uno que guarde su virginidad hasta donde quiera o pueda que yo por mi parte bien me gustaría haberla regalado en la primera aparición de estímulo sexual, por muy joven que pudiera ser...,
un saludo

Terrorista del Amor dijo...

nanuk,hay personas como tú, como yo, como muchos, que no damos ni dimos importancia a nuestra virginidad, con lo cual la perdimos como cuando perdí aquel cromo de un defensa del Levante F.C. no me interesaba reternerlo. Sin embargo este caso es algo diferente, este caso se trata de gente que conscientemente son seguidores de una religión, y acatan sus normas con todas las consecuencias.

bss

Alkalina3000@hotmail.com dijo...

Hola, últimamente no he tenido tiempo para nada, pero no me he podido callar. Que bien tratas el tema y que sensatos los comentarios.
A mí también me merecen el máximo respeto porque sé, aunque a mí me parezca increíble, que muchos llevan su decisión sin ningún tormento. Suelen ser los que respetan mi falta de escrúpulos y mi promiscuidad, les hace gracia, pero no me la critícan. Me parece estupendo, la verdad.

Anónimo dijo...

Respeto y admiro a quien es fiel a sus principios, pero yo entiendo la relación hombre-mujer como algo integral, y nunca he concebido una relación así, amputándole el núcleo fundamental de la misma, que es la sexualidad y las relaciones sexuales. Por este motivo no me cuajaron en su momento, relaciones con chicas reprimidas, que me dejaban tocarles las tetas pero de ninguna manera el coño. De manera natural seleccioné a las que aceptaban relaciones sexuales, en aquellos años de represión sexual, tan distintos de los actuales.

Terrorista del Amor dijo...

Alkalina; un placer volver a verle por este rincón de sexo... bueno bueno, yo algo de lo que no he hablado es del respeto que les suelo dar yo a los que respetan sus principios religiosos al máximo, sin lugar a dudas soy tratado de un modo infinitamente menos decoroso que yo a ellos, ya que les es muy dificil comprender que dos hombres o dos mujeres se amen, y menos aún, que me apetezca follar un lunes por la mañana con uno y por la noche con otro, pero bueno, no todos podemos ser tan elegantes (toma! ahi me estoy colmando yo mismo de flores!). gracias por el comment chato!

Anonimo; veo que has dado un buen repaso al blog! espero seguir leyendo tus comentarios que me han parecido muy sensatos, pero si te pillases un nickname sería más comodo, así nos conoceríamos todos!

besis a los dos!

JL dijo...

Yo cuando me di cuenta ya había perdido la virginida, y nunca recordaré con quién fue, la verdad, pq hay muchos tipos de virginidad, la del primer beso, la primera penetración, la primera penetración a tí mismo, la primera mamada...

Dios...

Agatha Blue* dijo...

Bueno, la virginidad se pierde cuando a uno le dá la real gana. Ya sea a los quince, dieciocho, veintimuchos, etc... Incluso tengo una tia que acaricia los setenta y dudamos mucho si alguna vez a probado el sabor de la lujuría... (Tal vez esa expresión grisacea de su cara, sea el resultado de una vida en celibato...)

Algo común entre las mujeres es dividir para dos el número de amantes al confesar, mientras que en los hombres multiplicarían hasta por dos ( ha habido casos de hasta multiplicaciones infinitas.... ) las mujeres que rondaron sus sábanas.

Por precaución, mas que por casta prudencia, obviaré mi número... pero, entre tu y yo... ejem... soy de las que dividen.

( Me he salido un poco del tema... pero ha sido sin querer... :( )

Agatha Blue*

BoatoLuxo dijo...

Yo ya ni recuerdo cuando perdí la virginidad.
saludos, buen blog.

Terrorista del Amor dijo...

jl; uno de mis problemas es que en relaciones homosexuales no tengo claro cuando se pierde la virginidad, en mi opinión se trata cuando ha habido sexo oral completo, sin embargo es un campo algo difuso.

Agatha blu; entre tú y yo, no dividas ni multipliques, enorgullecete de todos aquellos que han disfrutado de tu cama, por grande que parezca la cantidad, yo,,, bueno lo mio se quedará entre yo y aquellos con quien compartí sabanas (o sillas de bar, jiji)

Boatoluxo; uff, eso es que fué hace mucho, y no tubo importancia alguna, supongo.

bss

A.A. dijo...

Yo estoy de acuerdo en una cosa contigo, Terrorista, que creo no haber aclarado del todo en mi primer comentario: "perder la virginidad" es un concepto difuso y anticuado, porque no hay una primera vez sino muchas. Por eso pienso que lo lógico sería llamarlo "iniciar las relaciones sexuales". Que yo sepa, no es habitual empezar directamente por la penetración, ¿y acaso las otras prácticas no son sexo también?

De hecho creo que es "menos virgen" una chica que lleva algún tiempo acostándose con su amiga y manteniendo su himen intacto (dado que por alguna razón no se hayan sentido atraídas por un proceder diferente), que otra que cierta noche loca fue penetrada a los catorce años y no volvió a repetir.

Y así creo que debe ser, un proceso de paulatino descubrimiento, como un strepteese vital. Hablar de virginidad es algo casi religioso, o como el hecho de ser miembro de un club o de otro, cuando las cosas a partir de determinado momento no son ni blancas ni negras. La rotura del himen es algo sólo circunscrito a mujeres penetradas y sólo es un trámite desagradable que anticipa lo que más adelante será un nuevo abanico de posibilidades (entre otras, no olvidemos, tener hijos), en ningún caso fin último en la sexualidad humana que, como vemos, es demasiado compleja como para andar con tantas precisiones.

Y con esto rectifico algunas líneas argumentales de mi primer comentario.

Dama Oscura dijo...

Creo en el respeto y la libertad de opiniones e ideales.
Personalmente, conozco el pensamiento católico y su pensamiento en lo que al sexo fuera del matrimonio se refiere, admiro a esas personas, que como vos bien decís logran mantenerse vírgenes hasta el matrimonio.
Como veras no es mi caso, disfruto mucho de las relaciones sexuales pero siempre reservo alguna prenda invicta para personas especiales.

Besos brujos,

Terrorista del Amor dijo...

A.A. querida; yo considero que perdí la virginidad con mi primera felación, para mí la perdida de la virginidad es el comienzo de las relaciones sexuales, y en el artículo, cuando hablo de perder la virginidad hablo de esto, empezaar a tener sexo.

dama oscura; me has recordado algo de mi vida, que voy a contar, me parece divertido: yo tengo reservada una cama para maridos, es decir, una cama en la que solo me acuesto con chicos con los que estoy saliendo, el resto de la casa vale para follarme a un cualquiera del que no me importa nada más que ... bueno su sexo.

bess

Rocío de Canela dijo...

oh my god la virginidad!!! esa que se pierde y ya, como que no se vuelve a encontrar. Hoy en día quizás se le está perdiendo importancia a esto de la virginidad, quizás por el ritmo alocado que lleva nuestro mundo.
Es algo que no se puede juzgar demasiado, porque no tiene reglas ni principios. Cada uno la pierde como quiere y con quien quiere.
Mi primera vez fue con 17 años recien cumpliditos, con mi novio que llevaba un año conel y tenía 12 años más que yo (sigue siendo un portento de la humanidad...ufff) Hoy el tiene su vida y yo la mía, pero jamás me arrepentiré de haberlo hecho con el la primera vez, su experiencia, su morbo, su punto sensual, hizo que me gustara tanto el sexo como me gusta hoy.
Mi primera vez fue especial, pero también porque tenía un maestro frente a mí. Coincido con bettyblu en que si hay inexperiencia por las dos partes es un royo, pero chicos,si es lo contrario, desde el primer día te vuelves adicta.
Creo que cada uno debe saber cuando, eso sí, pensadlo un poquito porque aunque sea un tópicazo, es cierto que SIEMPRE SE RECUERDA...
BESITOSSS...QUE ME GUSTA ESTE BLOGGGGGGGGG!!

Anónimo dijo...

me a interesado mucho este blog, tengo tantas cosas que decir al respecto que nose como empezar, primero me ha gustado la forma en que respetas el tema de la virginidad, pero creo que va mucho mas alla que un pensamiento catolico, va mas con una decision de dos personas de esperar al momento apropiado por unos principios en común, cuesta mucho pero se puede, y creo que hay que ir al fondo de todo, la gente puede pensar "vaya sacrificio" y a mi eso me hace gracia, xq en la vida ¿que no supone un sacrificio? cuando kieres darte a alguien plenamente sea un amigo, tu familia, tu pareja, tienes que sacrificarte xq no puedes esperar que las cosas salgan bien si no te esfuerzas xa ello.
otra de las cosas que creo esq no acostarte con una persona no hay que verlo de manera negativa, vas conociendo poco a poco todos los aspectos de su vida. una frase que lei una vez y me hizo gracia fue "cuando no hay cama hay sillon" es decir inevitablemente hay que hablar.. jajaja
con esto no kiero decir que el sexo sea malo, es bueno, xo no el pilar de un relación, es necesario pero no imprescindible ( que pasaría si la persona que kieres se keda en silla de ruedas xa siempre? le dejarias x no poder tener relaciones??) creo que hay mucho mas en una relacion y todo hace que sea importante.
para terminar, un llamamiento a la tolerancia, no podemos pensar que lo nuestro es lo mejor y todo el mundo lo deberia hacer asi, cada uno elige un camino xa ser feliz y no es menos respetable al del vecino.